IV Aikido Summer Camp

Un año mas hemos celebrado el Aikido Summer Camp, siendo este año la cuarta edición.

A diferencia de otros años, este año lo hemos llevado a cabo en el Pabellón Municipal de deportes de Puerto Real.

Nuestra intención fue la de centrar mas la importancia en el lugar de practica, un lugar mas grande, diáfano y con instalaciones muy cómodas, y sin otras actividades que pudieran molestar para concentrarnos y estudiar las diferentes propuestas de los maestros invitados.

Esta idea, la de juntar a diferentes maestros, diferentes escuelas y formas de ver y enfocar el Aikido ea con la finalidad de enriquecer nuestro propio Aikido, si siempre practicamos con las mismas personas y en un ambiente fácil, no nos hace crecer, ni cuestionarnos nuestra practica, en cambio, si nos decidimos a salir de ese confort, del nido, veremos la diversidad y practicar con esa cantidad de personas diferentes es lo que nos enriquecerá para mejorar en nuestra practica del Aikido.

Osensei decía que había que practicar con 10.000 personas, son 10.000 sensaciones distintas, son muchas experiencias de practica.

Una de las cosas que mas me llamaba la atención en Hombu Dojo era ver en clase de un shihan a otro shihan o ha un shidoin practicar, sin importar con quien ni en que clase.

 

 

El objetivo es ser capaz de en una hora de clase cuestionarnos algo de nuestra practica, y el trabajo es mutuo, tanto del enseñante como del practicante, de como se transmite y de como se recibe.

Un dialogo dentro del tatami como fuera de el. El que no duda, no se cuestiona y todo lo sabe, no crece. Nunca se termina de aprender y de todos se aprende, pero hay que estar receptivo, como la misma palabra lo dice, ukemi, buen ukemi.

El ego es nuestro peor enemigo, que es ser sensei? quien no ha sido principiante?

Nunca debemos olvidar el espíritu del principiante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.