David Benitez

Nací en Sevilla el 24 de agosto 1980. Hoy en día tengo el grado de 3er dan del Aikikai.
Mi primer contacto con el aikido fue en 2006, de la mano de Jesús Ramírez Barbero en Dos Hermanas (Sevilla), instructor de aikido de la Asociación de Artes Marciales Yoakekai. Esta escuela lleva más de 20 años en el mundo del Karate-do y del Aikido en su concepto tradicional. Allí crecí en el camino del Budo.
En 2009 conocí al sensei Luis Mochón del dojo Musubi de Granada, gracias al cual descubrí el Aikido que practica Endo sensei.

 

 

Tras este encuentro pude acercarme más al Aikido, grandes senseis como Endo Seishiro shihan, Ariga Kaname sensei, Frank Noël sensei, Matti Joensu sensei, Bruno Zanotti sensei, etc. asistiendo a diversos seminarios.
Fue en 2010 cuando viajé a Japón y pude practicar en Hombu dojo con distintos senseis y alumnos de todo el mundo. Mi visión del aikido se enriqueció mucho allí. En Saku, Nagano, estuve alojado en el dojo de Endo Seishiro shihan, viviendo una experiencia muy intensa a nivel personal y como aikidoka.
Fue de vuelta a Tokio, en Hombu dojo, donde me encontré con Iván Rigual sensei, que por aquel entonces vivía en Tokio y al que había conocido asistiendo a uno de sus seminarios en Dos Hermanas.
Él me descubrió la práctica de los senseis Miyamoto y Yasuno, entre otros, sus influencias más importantes junto a la de Endo sensei.
En 2013 tuve que trasladarme a Constantina, un pequeño pueblo de la Sierra Norte Sevillana.

 

Animado por mi sensei Jesús Ramírez, formé un grupo de Aikido en Constantina, algo inédito hasta entonces en el pueblo. Creando el Dojo Aikido Sierra Norte, hoy también nuestra asociación forma parte de la Spain Aikikai.
Para la formación de los niños en el Aikido, la ayuda de Iván Rigual sensei fue esencial. Desde entonces hemos colaborado juntos en cursos, exhibiciones y proyectos formativos de Aikido y cultura japonesa como Zenshin dojo en Sevilla.